contador

Etiqueta: Propiedades Periódicas

Los Isótopos

Isotopos

Se llaman isótopos cada una de las variedades de un átomo de cierto elemento químico, los cuales varían en el núcleo atómico. El núcleo presenta el mismo número atómico (Z), constituyendo por lo tanto el mismo elemento, pero presenta distinto número másico (A).

Los diferentes átomos de un mismo elemento, a pesar de tener el mismo número de protones y electrones (+ y -), pueden diferenciarse en el número de neutrones. Puesto que el número atómico es equivalente al número de protones en el núcleo, y el número másico es la suma total de protones y neutrones en el núcleo, los isótopos del mismo elemento sólo difieren entre ellos en el número de neutrones que contienen.

Los elementos, tal como se encuentran en la naturaleza, son una mezcla de isótopos. La masa atómica que aparece en la tabla periódica es el promedio de todas las masas isotópicas naturales, de ahí que mayoritariamente no sean números enteros.

En la notación científica, los isótopos se identifican mediante el nombre del elemento químico seguido del número de nucleones (protones y neutrones) del isótopo en cuestión, por ejemplo hierro-57, uranio-238 y helio-3; en la notación simbólica, el número de nucleones se denota como superíndice prefijo del símbolo químico, en los casos anteriores: 57Fe, 238U y 3He.

Un átomo no puede tener cualquier cantidad de neutrones. Hay combinaciones “preferidas” de neutrones y protones, en las cuales las fuerzas que mantienen la cohesión del núcleo parecen balancearse mejor. Los elementos ligeros tienden a tener tantos neutrones como protones; los elementos pesados aparentemente necesitan más neutrones que protones para mantener la cohesión. Los átomos con algunos neutrones en exceso o no los suficientes, pueden existir durante algún tiempo, pero son inestables. Los átomos inestables son radioactivos: sus núcleos cambian o se desintegran emitiendo radiaciones.

isotopos radiactivos:

Si desean tener informacion mas detallada sobre Qué es un isotopo radiactivo;

El isótopo radiactivo, que tiene diferentes nombres como radioisótopo, radionúclido o nucleido radioactivo, es una de varias especies del mismo elemento químico con diferentes masas cuyos núcleos son inestables y disipan el exceso de energía mediante la emisión espontánea de radiaciones en forma de rayos alfa, beta y gamma.

Sigue un breve tratamiento de isótopos radiactivos. Para el tratamiento completo, vea el isótopo: Isótopos radiactivos.

Cada elemento químico tiene uno o más isótopos radiactivos. Por ejemplo, el hidrógeno, el elemento más ligero, tiene tres isótopos con números de masa 1, 2 y 3. Sólo el hidrógeno-3 (tritio), sin embargo, es un isótopo radiactivo, los otros dos son estables. Se conocen más de 1.000 isótopos radiactivos de los diversos elementos. Aproximadamente 50 de éstos se encuentran en la naturaleza; El resto son producidos artificialmente como productos directos de reacciones nucleares o indirectamente como los descendientes radiactivos de estos productos.

Los isótopos radiactivos tienen muchas aplicaciones útiles. En la medicina, por ejemplo, el cobalto-60 se emplea ampliamente como fuente de radiación para detener el desarrollo del cáncer. Otros isótopos radiactivos se utilizan como trazadores con fines de diagnóstico, así como en la investigación sobre los procesos metabólicos. Cuando un isótopo radiactivo se añade en pequeñas cantidades a cantidades comparativamente grandes del elemento estable, se comporta exactamente igual que el isótopo ordinario químicamente; Sin embargo, se puede rastrear con un contador Geiger u otro dispositivo de detección. El yodo-131 ha demostrado ser eficaz en el tratamiento del hipertiroidismo. Otro isótopo radiactivo de importancia médica es el carbono-14, que se utiliza en una prueba de aliento para detectar la bacteria causante de la úlcera Heliobacter pylori.