contador

Mes: Septiembre 2010

Ropa en aerosol

La ropa en aerosol ha sido desarrollada por científicos en el Colegio Imperial Londres, el aerosol se aplica de forma directa sobre la piel, sin mayores requerimientos. Como si fuera poco, la ropa “creada” con el aerosol puede reutilizarse y lavarse sin problemas.

El desarrollo fue llevado a cabo por dos científicos del Colegio Imperial Londres, el doctor español Manel Torres y el profesor Paul Luckham. El aerosol está basado en fibras (que pueden ser de algodón o polyester) mezcladas con polímeros adicionales y un solvente que mantiene líquida esta combinación, dentro de la lata. El solvente se evapora de inmediato apenas toca la piel, mientras que la mezcla de fibras y polímeros se solidifica. Finalizado el proceso, el contenido del aerosol se ha convertido en una prenda suave, adaptándose perfectamente a la figura de la persona. La prenda puede ser lavada y reutilizada, aunque no tenemos datos específicos sobre la durabilidad del material.

El producto será comercializado el año entrante bajo la marca “FabriCan“, y espera que el precio de una de estas latas se ubique en unas ocho libras esterlinas (9.50 €). Es lógico asumir que las latas de ropa en aerosol estarán disponibles en diferentes tamaños y colores, pero sus aplicaciones son sin duda lo más importante. Ya se está considerando su uso en medicina, o en tapicería de muebles.

El Buckminsterfulereno, el fulereno más famoso

Los fullerenos o fulerenos son la tercera forma más estable del carbono, tras el diamante y el grafito.
El primer fullereno se descubrió en 1985 y se han vuelto populares entre los químicos, tanto por su belleza estructural como por su versatilidad para la síntesis de nuevos compuestos, ya que se presentan en forma de esferas, elipsoides o cilindros.

Los fullerenos esféricos reciben a menudo el nombre de buckyesferas y los cilíndricos el de buckytubos o nanotubos. Reciben este nombre de Buckminster Fuller, que empleó con éxito la cúpula geodésica en la arquitectura.

El fullereno más conocido es el buckminsterfulereno. Se trata del fullereno más pequeño con 60 átomos de carbono (C60), en el que ninguno de los pentágonos que lo componen comparten un borde; si los pentágonos tienen una arista en común, la estructura estará desestabilizada (véase pentaleno).

La estructura de C60 es la de una figura geométrica truncada y se asemeja a un balón de fútbol (domo geodésico), constituido por 20 hexágonos y 12 pentágonos, con un átomo de carbono en cada una de las esquinas de los hexágonos y un enlace a lo largo de cada arista. El nombre de buckminsterfulereno viene de Richard Buckminster Fuller con motivo a una similitud de la molécula con una de las construcciones del mencionado arquitecto.

Agua seca

Una sustancia conocida como “agua seca” descubierta en 1968 está haciendo furor entre los científicos actualmente. Algo que la hace muy interesante es que es un medio excelente para almacenar el dióxido de carbono, el cual es el gas que más contribuye al efecto invernadero. Es fácil de confundir con la harina tanto es aspecto como al tacto.

El agua seca es que posee la propiedad de absorber y retener hasta tres veces más dióxido de carbono (el mayor gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global) que el agua ordinaria. Además, han encontrado otra propiedad de este compuesto que consiste en su capacidad de ser usada como depósito de gases.

Estas características del agua seca la postulan como un agente beneficioso para la lucha contra el calentamiento global además de proporcionar una vía interesante en la investigación del almacenamiento de gases. Se ha comprobado que 1 litro de metano se puede contener en apenas 6 gramos de agua seca, a temperaturas no excesivamente bajas. Lo mismo sucede con los líquidos, por tanto, este material se podría convertir en un excelente medio de transporte para productos peligrosos o potencialmente nocivos, puesto que mientras se encuentran almacenados en el agua seca, son inofensivos.

Además, el agua seca muestra una última propiedad que encantará a la industria por la energía que puede ahorrar en la fabricación de cientos de productos de consumo. Se trata de su capacidad de actuar como catalizador en la reacción entre el hidrógeno y el ácido maleico. Lo que se obtiene es ácido succínico, un producto muy usado en la industria alimentaria y farmacéutica. Normalmente hay que mezclar y agitar los precursores del succínico para que se produzca la reacción pero, con el agua seca, eso no sería necesario, con el consiguiente ahorro energético y económico que se consigue a gran escala.

Composición de una raya de cocaína

Ésta “curiosidad” la he encontrado en la web blogodisea.com y la verdad me pareció muy interesante (aunque las drogas mejor lejos). Y es que en contra de lo que se piensa normalmente, la riqueza media de la droga es alta, y cada vez lo es más. Según un estudio del Instituto Nacional de Toxicología (INT), en el 2001, una raya de cocaína sólo poseía un 44% de esta sustancia; dos años después, la pureza llegaba hasta el 60%.

Según Teresa Tena, técnica del Instituto: “Nunca hemos hallado sustancias como polvo de ladrillo o estricnina; eso son fábulas”.

Existen dos formas de alterar la composición de esta droga, o dicho de otro modo, hay dos tipos de rayas: mezcladas con sustancias inocuas como glucosa, lactosa o manitol (azúcares que no actúan en nuestro cuerpo), y adulteradas, aquellas que se mezclaron con un principio que tiene efectos en el organismo.

¿Qué lleva una raya de cocaina?

60% cocaína : Afecta a las zonas profundas del cerebro, como el núcleo accumbens, que actúa en la gratificación. Aparte, dilata las pupilas y hace que el ritmo cardíaco crezca, así como la presión arterial.
20% analgésicos: Son las componentes más habituales en la coca que se encuentra adulterada, ya que están presentes en 2 de cada 3 rayas. Se emplean como sustituto cuando no se quieren usar azúcares; no llegan a interactuar con la cocaína.
8% anestésicos: Impiden en parte la alteración del ritmo cardíaco que produce la coca. Entorpecen las comunicaciones de los impulsos nerviosos, tanto en la creación como en la transmisión. Se encuentran en 1 de cada 4 muestras que se analizan.
8% cafeína: Es un alcaloide que estimula el cerebro, igual que la cocaína, ya que trabaja como una droga psicoactiva. Por ello, potencia los efectos de ella. Se encuentra en el 11.2% de las muestras analizadas.
4% piracetam: Este es el componente más neutro que se suele emplear para cortar la cocaína. Ni contrarresta, ni potencia el impacto de la droga. La emplean como alternativa a la glucosa debido a que esta última tiene un sabor empalagoso.
Supongo que todo ésto serán valores medios…