contador

Mes: agosto 2010

Aspartamo (E951) ¿cancerígeno?

El aspartamo es un edulcorante intenso, bajo en calorías, que endulza el doble que la sacarosa (azúcar común). Se emplea para endulzar diversos alimentos y bebidas, y como edulcorante de mesa. Tiene el aspecto de un polvo blanco e inodoro.

El aspartamo se descubrió en 1965 cuando un científico estudiaba una droga antiulcerosa. El aspartamo fue catalogado de potente edulcorante y patentado por la empresa Searla con el nombre de Nutrasweet, que al poco tiempo se fusionó con la multinacional Monsanto (conocida por su fiebre por las semillas transgénicas).

Se elabora combinando dos aminoácidos (componentes de las proteínas), ácido aspártico y fenilalanina, además de una pequeña dosis de metanol. Estos aminoácidos se encuentran de forma natural en todos los alimentos proteínicos, como la carne, los cereales y los productos lácteos. El metanol se encuentra en el organismo, así como en muchos alimentos tales como el jugo de las frutas y verduras. El aspartamo se digiere como cualquier otro aminoácido.

Numerosas organizaciones nacionales e internacionales han evaluado la inocuidad del aspartamo y un comité internacional de expertos ha establecido un nivel de Ingesta Diaria Admisible (IDA). Sin embargo, ciertas voces han reabierto el debate sobre los riesgos que el aspartamo pudiera representar para la salud.

Es improbable que se pueda exceder, ni siquiera por niños y diabéticos, el nivel de Ingesta diaria admisible (IDA) de 40 mg/kg de peso corporal por día, establecido por el comité de expertos de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), ello equivaldría a 2.800 mg/día en un adulto de 70 kilos de peso.

Un informe de la Comisión Europea estima el consumo máximo teórico de aspartamo en los adultos en 21,3 mg/kg de peso corporal por día. Sin embargo, es probable que el consumo real sea inferior, incluso en el caso de grandes consumidores de aspartamo. El informe también ofrece una estimación afinada para los niños, en la que se muestra que consumen entre un 1 y un 40% del nivel de Ingesta diaria admisible.

El aspartamo ha sido declarado apto para el consumo de toda la población, incluidos los diabéticos, las mujeres embarazadas y en período de lactancia y los niños, en más de 90 países, y por organismos de control como el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios o la FDA (Administración estadounidense de Alimentos y Medicamentos).

Únicamente las personas que padezcan de fenilcetonuria, enfermedad hereditaria poco común, deben controlar la ingesta de fenilalanina, sea cual sea su origen, incluido el aspartamo. Gracias a las normas comunitarias, todos los productos endulzados con aspartamo deben indicar en la etiqueta que contienen fenilalanina, con lo que el consumidor tomará su decisión con toda libertad y pleno conocimiento de causa.

Descifran el mecanismo de una proteína capaz de destruir el VIH en monos

Un equipo de investigadores de la Loyola University Health System de Chicago (Estados Unidos) ha identificado los componentes “clave” de una proteína denominada ‘TRIM5a’, que ha sido capaz de destruir el virus de la inmunodeficiencia humano (VIH) en monos Rhesus, según detalla en su última edición la revista ‘Virology’.

Ya en 2004, varios estudios registraron que la presencia en monos de la proteína ‘TRIM5a’ les protegía frente al virus del sida. Sin embargo, hasta ahora no se había descubierto cómo lo hacía.

Utilizando un microscopio de última tecnología, los científicos de la Loyola University han descubierto que esta proteína tiene la capacidad de detectar el VIH y “llamar” a otras proteínas de su clase para rodear al virus y acabar con él.

Los humanos también poseen esta proteína, pero en una versión que protege contra otros virus que no son el del VIH. En este sentido, los investigadores han comenzado a estudiar cómo convertir a la ‘TRIM5a’ en un agente terapéutico efectivo frente al virus del sida, aunque para ello necesitan antes identificar los componentes de esta proteína que, en monos, es capaz de destruir el VIH.

La ‘TRIM5a’ está compuesta por cerca de 500 subunidades de aminoácidos, de los cuales el estudio ha logrado identificar sólo seis, situados en una región que tiene un papel fundamental a la hora de inhibir la infección viral. Sin embargo, cuando estos aminoácidos se han alterado en células humanas de cultivo, la proteína ha perdido su habilidad para bloquear al VIH.

Para avanzar en este campo, los investigadores esperan identificar el aminoácido, o la combinación de ellos, que permite a la ‘TRIM5a’ ser tan eficaz frente al sida para, a través de la ingeniería genética, hacerla más efectiva en humanos o generar fármacos que imiten su función natural.

Los científicos llevan intentando desarrollar terapias antivirales durante alrededor de 75 años, pero la evolución ha jugado esta partida durante millones de años y ha sido capaz de identificar un punto de intervención sobre el cual todavía se sabe muy poco”, explica uno de los autores del estudio, Edward M. Campbell.

Agua Regia

Agua Regia

El Agua regia o Aguafuerte es una solución altamente corrosiva y fumante, de color amarillo, formada por la mezcla de ácido nítrico concentrado y ácido clorhídrico concentrado generalmente en la proporción de una en tres.

Es uno de los pocos reactivos que son capaces de disolver el oro, el platino y el resto de los metales. Fue llamada de esa forma porque puede disolver aquellos llamados metales regios, reales, o metales nobles. Es utilizada en el aguafuerte y algunos procedimientos analíticos. El agua regia no es muy estable, por lo que debe ser preparada justo antes de ser utilizada.

Aunque el agua regia disuelve dichos metales, ninguno de sus ácidos constituyentes puede hacerlo por sí solo. El ácido nítrico, es un potente oxidante, que puede disolver una cantidad minúscula (prácticamente indetectable) de oro, formando iones de oro. El ácido clorhídrico, por su parte, proporciona iones cloruro, que reaccionan con los iones de oro, sacando el oro de la disolución. Esto permite que siga oxidándose el oro, por lo que el oro acaba disolviéndose.

El agua regia es un disolvente poderoso debido al efecto combinado de los iones H+, NO3-, y Cl- en disolución. Los tres iones reaccionan con los átomos del oro, por ejemplo, para formar agua, óxido nítrico o monóxido de nitrógeno (NO) y el ion estable AuCl-4, que permanece en disolución.

¿Qué es el clorhidrato de aluminio?

El Clorhidrato de Aluminio

Últimamente se está hablando mucho del clorohidrato de aluminio…si produce cancer de mama, si produce alzheimer…pero, ¿qué es el clorohidrato de aluminio?
El clorhidrato de aluminio es un grupo de compuestos químicos que tienen varias aplicaciones. Estos compuestos son sales, mediante la reacción de aluminio con ácido clorhídrico, y se refiere a veces como el cloruro de polyaluminium, dependiendo de la composición química exacta y la aplicación del compuesto.
Las aplicaciones son muchas, en el tratamiento del agua, el clorhidrato de aluminio se utiliza como floculante para alentar a las impurezas en el agua para agruparse en copos de material que se puede quitar fácilmente. El floculante se retira junto con los copos de las impurezas que genera, dejando el agua más limpia.

Los productos de cuidado personal, como desodorantes y antitranspirantes contienen también clorhidrato de aluminio . Los productos diseñados para personas que sudan mucho tienden a tener más clorhidrato de aluminio para ayudar a reprimir y controlar la sudoración. Estos productos concentrados son los más utilizados por las personas con hiperhidrosis, una afección en la que sudan en exceso.

Expertos en seguridad y salud han planteado preocupaciones acerca del uso del clorhidrato de aluminio, porque el aluminio es capaz de ser absorbido por la piel y llegar hasta la sangre y con ello al cerebro. Sin embargo, numerosos estudios han sugerido enérgicamente que no hay riesgos para la salud a la utilización de clorhidrato de aluminio.

La afirmación de que estos compuestos causan cáncer no se ha justificado, a pesar de amplias investigaciones realizadas por varias organizaciones, y no hay vínculo entre clorhidrato de aluminio y la enfermedad de Alzheimer u otros problemas neurológicos , a pesar del hecho de que puede pasar a través de la barrera sangre-cerebro. Con esta información, estos compuestos son generalmente reconocidos como seguros, aunque la gente no necesariamente quiere consumirlos o usarlos en exceso.

Para la gente que prefiere prevenir y no usar éstos productos, existen desodorantes que están libres de clorhidrato de aluminio y otros compuestos de aluminio, aunque pueden ser ligeramente más caros. La eficacia de estos productos varía considerablemente, así, una razón por la que se utiliza el clorhidrato de aluminio en desodorantes es que es mucho más eficaz.

Los Isótopos

Isotopos

Se llaman isótopos cada una de las variedades de un átomo de cierto elemento químico, los cuales varían en el núcleo atómico. El núcleo presenta el mismo número atómico (Z), constituyendo por lo tanto el mismo elemento, pero presenta distinto número másico (A).

Los diferentes átomos de un mismo elemento, a pesar de tener el mismo número de protones y electrones (+ y -), pueden diferenciarse en el número de neutrones. Puesto que el número atómico es equivalente al número de protones en el núcleo, y el número másico es la suma total de protones y neutrones en el núcleo, los isótopos del mismo elemento sólo difieren entre ellos en el número de neutrones que contienen.

Los elementos, tal como se encuentran en la naturaleza, son una mezcla de isótopos. La masa atómica que aparece en la tabla periódica es el promedio de todas las masas isotópicas naturales, de ahí que mayoritariamente no sean números enteros.

En la notación científica, los isótopos se identifican mediante el nombre del elemento químico seguido del número de nucleones (protones y neutrones) del isótopo en cuestión, por ejemplo hierro-57, uranio-238 y helio-3; en la notación simbólica, el número de nucleones se denota como superíndice prefijo del símbolo químico, en los casos anteriores: 57Fe, 238U y 3He.

Un átomo no puede tener cualquier cantidad de neutrones. Hay combinaciones “preferidas” de neutrones y protones, en las cuales las fuerzas que mantienen la cohesión del núcleo parecen balancearse mejor. Los elementos ligeros tienden a tener tantos neutrones como protones; los elementos pesados aparentemente necesitan más neutrones que protones para mantener la cohesión. Los átomos con algunos neutrones en exceso o no los suficientes, pueden existir durante algún tiempo, pero son inestables. Los átomos inestables son radioactivos: sus núcleos cambian o se desintegran emitiendo radiaciones.

isotopos radiactivos:

Si desean tener informacion mas detallada sobre Qué es un isotopo radiactivo;

El isótopo radiactivo, que tiene diferentes nombres como radioisótopo, radionúclido o nucleido radioactivo, es una de varias especies del mismo elemento químico con diferentes masas cuyos núcleos son inestables y disipan el exceso de energía mediante la emisión espontánea de radiaciones en forma de rayos alfa, beta y gamma.

Sigue un breve tratamiento de isótopos radiactivos. Para el tratamiento completo, vea el isótopo: Isótopos radiactivos.

Cada elemento químico tiene uno o más isótopos radiactivos. Por ejemplo, el hidrógeno, el elemento más ligero, tiene tres isótopos con números de masa 1, 2 y 3. Sólo el hidrógeno-3 (tritio), sin embargo, es un isótopo radiactivo, los otros dos son estables. Se conocen más de 1.000 isótopos radiactivos de los diversos elementos. Aproximadamente 50 de éstos se encuentran en la naturaleza; El resto son producidos artificialmente como productos directos de reacciones nucleares o indirectamente como los descendientes radiactivos de estos productos.

Los isótopos radiactivos tienen muchas aplicaciones útiles. En la medicina, por ejemplo, el cobalto-60 se emplea ampliamente como fuente de radiación para detener el desarrollo del cáncer. Otros isótopos radiactivos se utilizan como trazadores con fines de diagnóstico, así como en la investigación sobre los procesos metabólicos. Cuando un isótopo radiactivo se añade en pequeñas cantidades a cantidades comparativamente grandes del elemento estable, se comporta exactamente igual que el isótopo ordinario químicamente; Sin embargo, se puede rastrear con un contador Geiger u otro dispositivo de detección. El yodo-131 ha demostrado ser eficaz en el tratamiento del hipertiroidismo. Otro isótopo radiactivo de importancia médica es el carbono-14, que se utiliza en una prueba de aliento para detectar la bacteria causante de la úlcera Heliobacter pylori.

Las disoluciones químicas

Disoluciones

Si desean conocer el significado del termino de una disolucion quimica siga leyondo este post

Que es una Disolucion ?

Las disoluciones son mezclas homogéneas de dos o más sustancias. El soluto es el componente que se encuentra en distinto estado físico que la disolución; y el disolvente es la sustancia que está en igual estado físico que la disolución. Cuando hay una ruptura de enlaces hay una reacción química y un cambio energético.
El soluto puede ser un gas, un líquido o un sólido, y el disolvente puede ser también un gas, un líquido o un sólido. El agua con gas es un ejemplo de un gas (dióxido de carbono) disuelto en un líquido (agua). Las mezclas de gases, como ocurre en la atmósfera, son disoluciones.

Las disoluciones verdaderas se diferencian de las disoluciones coloidales y de las suspensiones en que las partículas del soluto son de tamaño molecular, y se encuentran dispersas entre las moléculas del disolvente. Observadas a través del microscopio, las disoluciones aparecen homogéneas y el soluto no puede separarse por filtración. Las sales, ácidos y bases se ionizan al disolverse en agua. Algunos metales son solubles en otros en estado líquido y solidifican manteniendo la mezcla de átomos. Si en dicha mezcla los dos metales pueden solidificar en cualquier proporción, se trata de una disolución sólida llamada aleación.

Las disoluciones se caracterizan por tener una fase homogénea, es decir, tiene las mismas características en todos sus puntos, o lo que es lo mismo: el aspecto, sabor, color, etc. son siempre los mismos. Si una disolución está turbia ya no es una disolución; y existen disoluciones de todos los estados físicos en todos los estados físicos en todos los estados físicos.

Tipos de Disoluciones Quimicas:

Las disoluciones se pueden clasificar según su concentración en:
Diluidas: En estas, hay muy poca cantidad de soluto, el disolvente puede seguir admitiendo más soluto.
Concentradas: En ellas hay bastantante cantidad de soluto disuelto, pero el disolvente todavía puede seguir admitiendo más soluto.
Saturadas: Son aquellas que a una temperatura determinada no pueden seguir admitiendo más soluto. Si la temperatura aumenta, la capacidad para admitir más soluto aumenta.
Sobresaturadas: Son aquellas que estando saturadas a una temperatura determinada, se aumenta esta para poder echar más soluto, y se vuelve a bajar con cuidado para que no precipite. Si se les añade más soluto o se mueve bruscamente, precipita.

Existen distintas formas de expresar la concentración de una disolución, pero las dos más utilizadas son: gramos por litro (g/l) y molaridad (M).
Los gramos por litro indican la masa de soluto, expresada en gramos, contenida en un determinado volumen de disolución, expresado en litros. Así, una disolución de cloruro de sodio con una concentración de 40 g/l contiene 40 g de cloruro de sodio en un litro de disolución.
La molaridad se define como la cantidad de sustancia de soluto, expresada en moles, contenida en un cierto volumen de disolución, expresado en litros, es decir: M = n/V. El número de moles de soluto equivale al cociente entre la masa de soluto y la masa de un mol (masa molar) de soluto. Por ejemplo, para conocer la molaridad de una disolución que se ha preparado disolviendo 70 g de cloruro de sodio (NaCl) hasta obtener 2 litros de disolución, hay que calcular el número de moles de NaCl; como la masa molar del cloruro de sodio es la suma de las masas atómicas de sus elementos, es decir, 23 + 35,5 = 58,5 g/mol, el número de moles será 70/58,5 = 1,2 y, por tanto, M = 1,2/2= 0,6 M (0,6 molar).