contador

Las reglas de Fajans

Las Reglas de Fajans

Las reglas de Fajans fueron enunciadas por Kasimir Fajans en 1923. Estas reglas permiten determinar de forma aproximada el carácter covalente de un enlace iónico. Para ello relacionan el carácter covalente de un enlace con la polarización de los electrones del anión.
Las reglas de Fajans son tres:
Regla 1: Cuanto más polarizante es el catión, mayor será el carácter covalente del enlace. El poder polarizante (de deformar) de un catión aumenta al aumentar la relación q/r (potencial iónico).
Regla 2: Cuanto más polarizable es el anión, mayor será el carácter covalente del enlace. La polarizabilidad del anión aumenta al aumentar el tamaño y la carga (facilidad para ser deformado).
Regla 3: La polarización del enlace (y por lo tanto el carácter covalente) aumenta cuando el catión no tiene configuración de gas noble. Esto se da en los metales de transición (grupos 3 – 12) y en las tierras raras (lantanoides y actinoides) debido a que sus orbitales d y f se extienden lejos del núcleo (son más grandes) y por tanto son más fáciles de polarizar, ya que están menos atraídos por el núcleo .

Observan por primera vez cómo funciona una proteína que mata células cancerígenas

Como Funciona Proteina que Mata Celulas Cancerigenas?

Noticias así debería haber todos los días…y es que según publica la web emol.com, científicos australianos y británicos pudieron observar por primera vez el funcionamiento de una proteína capaz de destruir células cancerígenas desde su interior, avance que permitirá abrir nuevas vías para combatir el cáncer, la malaria o la diabetes, según anunciaron hoy los investigadores. La descripción de la estructura molecular de esta proteína, llamada perforin, y su funcionamiento, sale publicada en el último número de la revista Nature.

“Esta proteína perfora células tomadas por virus o que se han transformado en células cancerosas, y permite la entrada de enzimas tóxicos que luego las matan desde su interior”, explicó en un comunicado el líder del proyecto, James Whisstock, de la Universidad de Monash en Melbourne.

“Sin esta proteína nuestro sistema inmunológico no puede destruir estas células. Ahora que sabemos cuál es su funcionamiento, podemos empezar a ver como se puede combatir el cáncer, la malaria o la diabetes“, añadió Whisstock.

La investigación, que ha durado diez años, concluye las observaciones que inició hace unos 110 años el premio Nóbel Jules Bordet, que apuntaban a la capacidad del sistema inmunológico humano de crear agujeros en células específicas. La observación fue posible por el uso combinado de información obtenida del sincrotrón de Australia y de microscopios de alta potencia del College de Birkbeck de Londres.

“El descubrimiento da una respuesta fundamental al misterio de la inmunología,” dijo Whisstock quien apuntó que la insuficiencia de perforin acelera el desarrollo de tumores y, en particular, de leucemia, según pudieron comprobar en experimentos con ratones.

Según Whisstock la proteína también puede atacar células sanas por culpa de una deficiencia del sistema inmunológico, como en el estadio inicial de la diabetes, o por el rechazo de un tejido tras un trasplante de médula ósea.
En la investigación colaboraron científicos de la Univesidad de Monash y del Centro de Cáncer Peter MacCallum, de Melbourne, y del Birkbeck College de Londres.

Crean material más fuerte que el kevlar a partir de proteínas del Alzheimer

Proteinas de Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa, que progresivamente va afectando la memoria del enfermo. Una de las posibles razones para este avance es una acumulación de placa en el cerebro. Esta placa está conformada por unas proteínas llamadas “beta-amiloides”. Un grupo de científicos de la Universidad de Tel Aviv decidieron investigar estas proteínas y crearon un material orgánico imprimible, transparente y dos veces más fuerte que el kevlar.

El material resultante del trabajo de los investigadores ocupa una fracción de los aminoácidos de los beta-amiloides. Los investigadores formaron pelotas microscópicas con ellos, que tienen un tamaño de entre 30 nanómetros y dos micrómetros.

Ante la inmediata sugerencia de producir chalecos anti-balas, Ehud Gazit de la Universidad de Tel Aviv respondió: “Puede que sea posible construir protección para el cuerpo, pero estamos pensando en usos más director: mejorar las propiedades mecánicas de estructuras de materiales compuestos, como la cerámica y los vidrios a prueba de balas”.

En diversas pruebas, sólo se pudo romper el material con una sonda con punta de diamante y aplicando una fuerza dos veces mayor que la que se necesita para romper el kevlar. De este trabajo podrían salir productos muy variados, aunque según Gazit, quizás pase algún tiempo antes que lo vean en el mercado. Ya tienen algunas patentes registradas, pero comenta que pasaron 20 años entre el descubrimiento del kevlar y su salida al mercado.(fayerwayer.com)

¿De qué está hecho un traje ignífugo?

Estas vestimentas, utilizadas frecuentemente por algunos pilotos y servicios de extinción de incendios, contienen materiales sintéticos termorresistentes, como el Nomex o el Teflón, ambos desarrollados por la multinacional DuPont.

El Nomex, por ejemplo, es un compuesto artificial que no arde y no se derrite cuando entra en contacto con las llamas. Es más, si es expuesto a una fuente muy intensa de calor, la parte externa se carboniza y se vuelve más gruesa, lo que en definitiva disipa el calor y hace que aumente el nivel de protección; así mismo, su entrelazado interno reduce la transferencia de temperatura.

El Teflón, por su parte, muestra una gran resistencia a los agentes químicos y también a las altas temperaturas. Además, puede pegarse a sí mismo, por lo que se suele usar para recubrir las costuras de los trajes. Cuando estos se usan en tareas más especializadas, se pueden combinar además con capas de otros materiales, como el PVC y el neopreno.(muyinteresante.es)

Un estadounidense y dos japoneses ganan el premio Nobel de Química 2010

El investigador estadounidense Richard Heck y los japoneses Ei-ichi Negishi y Akira Suzuki son los ganadores del Premio Nobel de Química 2010 por sus trabajos sobre las reacciones carbono-carbono.

Los tres investigadores compartirán el galardón tras haber desarrollado por separado tres reacciones químicas distintas que emplean catalizadores de paladio para crear enlaces de carbono-carbono mediante emparejamientos cruzados.

“Estas herramientas químicas han mejorado enormemente las posibilidades de los científicos para crear (compuestos) químicos sofisticados, por ejemplo moléculas basadas en el carbono tan complejas como las presentes en la naturaleza“.

En concreto, estos descubrimientos servirán para sintetizar moléculas nuevas con aplicaciones para la medicina, la agricultura, el sector industrial químico e incluso para el desarrollo de componentes electrónicos. La química orgánica, o química del carbono, es la base de la vida pero, según los expertos, los átomos de carbono no reaccionan entre sí fácilmente, con lo que los científicos necesitan agentes externos para provocar su reacción y, a partir de ahí, sintetizar nuevas moléculas.

Heck, nacido en 1931 en Springfield (EEUU), se doctoró en 1954 por la Universidad de Los Angeles, California, y es profesor emérito de la Universidad de Delaware, en Nueva York.
Su colega japonés Negishi nació en 1935 en Changchun (actualmente, China) y se doctoró en 1963 en la Universidad de Pensilvania, para ejercer posteriormente en la Purdue University (West Lafayette, EEUU).

Suzuki, nacido en Japón en 1930, se doctoró en 1959 por la Universidad de Hokkaido, de la que es actualmente profesor. El Nobel de Química está dotado con 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de euros o 1,5 millones de dólares) y, como el resto de estos galardones, se entrega el 10 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel.

El vino estimula el deseo sexual femenino

Un poco de química sexual…
Según una noticia leía en magazine.deellas.com, el consumo moderado de vino tinto puede aumentar el deseo sexual en la mujer, así lo reveló un estudio realizado por la Universidad de Florencia, en Italia.

Según los especialistas, los componentes químicos del vino tinto pueden aumentar las funciones sexuales; pues este incrementa el flujo sanguíneo hacia las “zonas claves” del cuerpo.

El estudio se realizó con 798 mujeres italianas, de entre 18 y 50 años, en la región de Chianti, en la Toscana. Para tener mejores resultados se clasificó a las mujeres en tres grupos: las que consumían entre una y dos copas de vino, las que bebían menos de una copa diaria y las abstemias. No se escogió a las mujeres que tomaban de dos a más copas al día para no mezclar este estudio con casos de ebriedad.

Una vez seleccionado el grupo, los resultados daban que las mujeres que experimentaban más apetito sexual eran las bebedoras de mayor edad, a pesar de que la edad influye en la pérdida de libido.

Ropa en aerosol

La ropa en aerosol ha sido desarrollada por científicos en el Colegio Imperial Londres, el aerosol se aplica de forma directa sobre la piel, sin mayores requerimientos. Como si fuera poco, la ropa “creada” con el aerosol puede reutilizarse y lavarse sin problemas.

El desarrollo fue llevado a cabo por dos científicos del Colegio Imperial Londres, el doctor español Manel Torres y el profesor Paul Luckham. El aerosol está basado en fibras (que pueden ser de algodón o polyester) mezcladas con polímeros adicionales y un solvente que mantiene líquida esta combinación, dentro de la lata. El solvente se evapora de inmediato apenas toca la piel, mientras que la mezcla de fibras y polímeros se solidifica. Finalizado el proceso, el contenido del aerosol se ha convertido en una prenda suave, adaptándose perfectamente a la figura de la persona. La prenda puede ser lavada y reutilizada, aunque no tenemos datos específicos sobre la durabilidad del material.

El producto será comercializado el año entrante bajo la marca “FabriCan“, y espera que el precio de una de estas latas se ubique en unas ocho libras esterlinas (9.50 €). Es lógico asumir que las latas de ropa en aerosol estarán disponibles en diferentes tamaños y colores, pero sus aplicaciones son sin duda lo más importante. Ya se está considerando su uso en medicina, o en tapicería de muebles.

El Buckminsterfulereno, el fulereno más famoso

Los fullerenos o fulerenos son la tercera forma más estable del carbono, tras el diamante y el grafito.
El primer fullereno se descubrió en 1985 y se han vuelto populares entre los químicos, tanto por su belleza estructural como por su versatilidad para la síntesis de nuevos compuestos, ya que se presentan en forma de esferas, elipsoides o cilindros.

Los fullerenos esféricos reciben a menudo el nombre de buckyesferas y los cilíndricos el de buckytubos o nanotubos. Reciben este nombre de Buckminster Fuller, que empleó con éxito la cúpula geodésica en la arquitectura.

El fullereno más conocido es el buckminsterfulereno. Se trata del fullereno más pequeño con 60 átomos de carbono (C60), en el que ninguno de los pentágonos que lo componen comparten un borde; si los pentágonos tienen una arista en común, la estructura estará desestabilizada (véase pentaleno).

La estructura de C60 es la de una figura geométrica truncada y se asemeja a un balón de fútbol (domo geodésico), constituido por 20 hexágonos y 12 pentágonos, con un átomo de carbono en cada una de las esquinas de los hexágonos y un enlace a lo largo de cada arista. El nombre de buckminsterfulereno viene de Richard Buckminster Fuller con motivo a una similitud de la molécula con una de las construcciones del mencionado arquitecto.