contador

Autor: admin

Agua seca

Una sustancia conocida como “agua seca” descubierta en 1968 está haciendo furor entre los científicos actualmente. Algo que la hace muy interesante es que es un medio excelente para almacenar el dióxido de carbono, el cual es el gas que más contribuye al efecto invernadero. Es fácil de confundir con la harina tanto es aspecto como al tacto.

El agua seca es que posee la propiedad de absorber y retener hasta tres veces más dióxido de carbono (el mayor gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global) que el agua ordinaria. Además, han encontrado otra propiedad de este compuesto que consiste en su capacidad de ser usada como depósito de gases.

Estas características del agua seca la postulan como un agente beneficioso para la lucha contra el calentamiento global además de proporcionar una vía interesante en la investigación del almacenamiento de gases. Se ha comprobado que 1 litro de metano se puede contener en apenas 6 gramos de agua seca, a temperaturas no excesivamente bajas. Lo mismo sucede con los líquidos, por tanto, este material se podría convertir en un excelente medio de transporte para productos peligrosos o potencialmente nocivos, puesto que mientras se encuentran almacenados en el agua seca, son inofensivos.

Además, el agua seca muestra una última propiedad que encantará a la industria por la energía que puede ahorrar en la fabricación de cientos de productos de consumo. Se trata de su capacidad de actuar como catalizador en la reacción entre el hidrógeno y el ácido maleico. Lo que se obtiene es ácido succínico, un producto muy usado en la industria alimentaria y farmacéutica. Normalmente hay que mezclar y agitar los precursores del succínico para que se produzca la reacción pero, con el agua seca, eso no sería necesario, con el consiguiente ahorro energético y económico que se consigue a gran escala.

Composición de una raya de cocaína

Ésta “curiosidad” la he encontrado en la web blogodisea.com y la verdad me pareció muy interesante (aunque las drogas mejor lejos). Y es que en contra de lo que se piensa normalmente, la riqueza media de la droga es alta, y cada vez lo es más. Según un estudio del Instituto Nacional de Toxicología (INT), en el 2001, una raya de cocaína sólo poseía un 44% de esta sustancia; dos años después, la pureza llegaba hasta el 60%.

Según Teresa Tena, técnica del Instituto: “Nunca hemos hallado sustancias como polvo de ladrillo o estricnina; eso son fábulas”.

Existen dos formas de alterar la composición de esta droga, o dicho de otro modo, hay dos tipos de rayas: mezcladas con sustancias inocuas como glucosa, lactosa o manitol (azúcares que no actúan en nuestro cuerpo), y adulteradas, aquellas que se mezclaron con un principio que tiene efectos en el organismo.

¿Qué lleva una raya de cocaina?

60% cocaína : Afecta a las zonas profundas del cerebro, como el núcleo accumbens, que actúa en la gratificación. Aparte, dilata las pupilas y hace que el ritmo cardíaco crezca, así como la presión arterial.
20% analgésicos: Son las componentes más habituales en la coca que se encuentra adulterada, ya que están presentes en 2 de cada 3 rayas. Se emplean como sustituto cuando no se quieren usar azúcares; no llegan a interactuar con la cocaína.
8% anestésicos: Impiden en parte la alteración del ritmo cardíaco que produce la coca. Entorpecen las comunicaciones de los impulsos nerviosos, tanto en la creación como en la transmisión. Se encuentran en 1 de cada 4 muestras que se analizan.
8% cafeína: Es un alcaloide que estimula el cerebro, igual que la cocaína, ya que trabaja como una droga psicoactiva. Por ello, potencia los efectos de ella. Se encuentra en el 11.2% de las muestras analizadas.
4% piracetam: Este es el componente más neutro que se suele emplear para cortar la cocaína. Ni contrarresta, ni potencia el impacto de la droga. La emplean como alternativa a la glucosa debido a que esta última tiene un sabor empalagoso.
Supongo que todo ésto serán valores medios…

Aspartamo (E951) ¿cancerígeno?

El aspartamo es un edulcorante intenso, bajo en calorías, que endulza el doble que la sacarosa (azúcar común). Se emplea para endulzar diversos alimentos y bebidas, y como edulcorante de mesa. Tiene el aspecto de un polvo blanco e inodoro.

El aspartamo se descubrió en 1965 cuando un científico estudiaba una droga antiulcerosa. El aspartamo fue catalogado de potente edulcorante y patentado por la empresa Searla con el nombre de Nutrasweet, que al poco tiempo se fusionó con la multinacional Monsanto (conocida por su fiebre por las semillas transgénicas).

Se elabora combinando dos aminoácidos (componentes de las proteínas), ácido aspártico y fenilalanina, además de una pequeña dosis de metanol. Estos aminoácidos se encuentran de forma natural en todos los alimentos proteínicos, como la carne, los cereales y los productos lácteos. El metanol se encuentra en el organismo, así como en muchos alimentos tales como el jugo de las frutas y verduras. El aspartamo se digiere como cualquier otro aminoácido.

Numerosas organizaciones nacionales e internacionales han evaluado la inocuidad del aspartamo y un comité internacional de expertos ha establecido un nivel de Ingesta Diaria Admisible (IDA). Sin embargo, ciertas voces han reabierto el debate sobre los riesgos que el aspartamo pudiera representar para la salud.

Es improbable que se pueda exceder, ni siquiera por niños y diabéticos, el nivel de Ingesta diaria admisible (IDA) de 40 mg/kg de peso corporal por día, establecido por el comité de expertos de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), ello equivaldría a 2.800 mg/día en un adulto de 70 kilos de peso.

Un informe de la Comisión Europea estima el consumo máximo teórico de aspartamo en los adultos en 21,3 mg/kg de peso corporal por día. Sin embargo, es probable que el consumo real sea inferior, incluso en el caso de grandes consumidores de aspartamo. El informe también ofrece una estimación afinada para los niños, en la que se muestra que consumen entre un 1 y un 40% del nivel de Ingesta diaria admisible.

El aspartamo ha sido declarado apto para el consumo de toda la población, incluidos los diabéticos, las mujeres embarazadas y en período de lactancia y los niños, en más de 90 países, y por organismos de control como el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios o la FDA (Administración estadounidense de Alimentos y Medicamentos).

Únicamente las personas que padezcan de fenilcetonuria, enfermedad hereditaria poco común, deben controlar la ingesta de fenilalanina, sea cual sea su origen, incluido el aspartamo. Gracias a las normas comunitarias, todos los productos endulzados con aspartamo deben indicar en la etiqueta que contienen fenilalanina, con lo que el consumidor tomará su decisión con toda libertad y pleno conocimiento de causa.

Descifran el mecanismo de una proteína capaz de destruir el VIH en monos

Un equipo de investigadores de la Loyola University Health System de Chicago (Estados Unidos) ha identificado los componentes “clave” de una proteína denominada ‘TRIM5a’, que ha sido capaz de destruir el virus de la inmunodeficiencia humano (VIH) en monos Rhesus, según detalla en su última edición la revista ‘Virology’.

Ya en 2004, varios estudios registraron que la presencia en monos de la proteína ‘TRIM5a’ les protegía frente al virus del sida. Sin embargo, hasta ahora no se había descubierto cómo lo hacía.

Utilizando un microscopio de última tecnología, los científicos de la Loyola University han descubierto que esta proteína tiene la capacidad de detectar el VIH y “llamar” a otras proteínas de su clase para rodear al virus y acabar con él.

Los humanos también poseen esta proteína, pero en una versión que protege contra otros virus que no son el del VIH. En este sentido, los investigadores han comenzado a estudiar cómo convertir a la ‘TRIM5a’ en un agente terapéutico efectivo frente al virus del sida, aunque para ello necesitan antes identificar los componentes de esta proteína que, en monos, es capaz de destruir el VIH.

La ‘TRIM5a’ está compuesta por cerca de 500 subunidades de aminoácidos, de los cuales el estudio ha logrado identificar sólo seis, situados en una región que tiene un papel fundamental a la hora de inhibir la infección viral. Sin embargo, cuando estos aminoácidos se han alterado en células humanas de cultivo, la proteína ha perdido su habilidad para bloquear al VIH.

Para avanzar en este campo, los investigadores esperan identificar el aminoácido, o la combinación de ellos, que permite a la ‘TRIM5a’ ser tan eficaz frente al sida para, a través de la ingeniería genética, hacerla más efectiva en humanos o generar fármacos que imiten su función natural.

Los científicos llevan intentando desarrollar terapias antivirales durante alrededor de 75 años, pero la evolución ha jugado esta partida durante millones de años y ha sido capaz de identificar un punto de intervención sobre el cual todavía se sabe muy poco”, explica uno de los autores del estudio, Edward M. Campbell.

Agua Regia

Agua Regia

El Agua regia o Aguafuerte es una solución altamente corrosiva y fumante, de color amarillo, formada por la mezcla de ácido nítrico concentrado y ácido clorhídrico concentrado generalmente en la proporción de una en tres.

Es uno de los pocos reactivos que son capaces de disolver el oro, el platino y el resto de los metales. Fue llamada de esa forma porque puede disolver aquellos llamados metales regios, reales, o metales nobles. Es utilizada en el aguafuerte y algunos procedimientos analíticos. El agua regia no es muy estable, por lo que debe ser preparada justo antes de ser utilizada.

Aunque el agua regia disuelve dichos metales, ninguno de sus ácidos constituyentes puede hacerlo por sí solo. El ácido nítrico, es un potente oxidante, que puede disolver una cantidad minúscula (prácticamente indetectable) de oro, formando iones de oro. El ácido clorhídrico, por su parte, proporciona iones cloruro, que reaccionan con los iones de oro, sacando el oro de la disolución. Esto permite que siga oxidándose el oro, por lo que el oro acaba disolviéndose.

El agua regia es un disolvente poderoso debido al efecto combinado de los iones H+, NO3-, y Cl- en disolución. Los tres iones reaccionan con los átomos del oro, por ejemplo, para formar agua, óxido nítrico o monóxido de nitrógeno (NO) y el ion estable AuCl-4, que permanece en disolución.

¿Qué es el clorhidrato de aluminio?

El Clorhidrato de Aluminio

Últimamente se está hablando mucho del clorohidrato de aluminio…si produce cancer de mama, si produce alzheimer…pero, ¿qué es el clorohidrato de aluminio?
El clorhidrato de aluminio es un grupo de compuestos químicos que tienen varias aplicaciones. Estos compuestos son sales, mediante la reacción de aluminio con ácido clorhídrico, y se refiere a veces como el cloruro de polyaluminium, dependiendo de la composición química exacta y la aplicación del compuesto.
Las aplicaciones son muchas, en el tratamiento del agua, el clorhidrato de aluminio se utiliza como floculante para alentar a las impurezas en el agua para agruparse en copos de material que se puede quitar fácilmente. El floculante se retira junto con los copos de las impurezas que genera, dejando el agua más limpia.

Los productos de cuidado personal, como desodorantes y antitranspirantes contienen también clorhidrato de aluminio . Los productos diseñados para personas que sudan mucho tienden a tener más clorhidrato de aluminio para ayudar a reprimir y controlar la sudoración. Estos productos concentrados son los más utilizados por las personas con hiperhidrosis, una afección en la que sudan en exceso.

Expertos en seguridad y salud han planteado preocupaciones acerca del uso del clorhidrato de aluminio, porque el aluminio es capaz de ser absorbido por la piel y llegar hasta la sangre y con ello al cerebro. Sin embargo, numerosos estudios han sugerido enérgicamente que no hay riesgos para la salud a la utilización de clorhidrato de aluminio.

La afirmación de que estos compuestos causan cáncer no se ha justificado, a pesar de amplias investigaciones realizadas por varias organizaciones, y no hay vínculo entre clorhidrato de aluminio y la enfermedad de Alzheimer u otros problemas neurológicos , a pesar del hecho de que puede pasar a través de la barrera sangre-cerebro. Con esta información, estos compuestos son generalmente reconocidos como seguros, aunque la gente no necesariamente quiere consumirlos o usarlos en exceso.

Para la gente que prefiere prevenir y no usar éstos productos, existen desodorantes que están libres de clorhidrato de aluminio y otros compuestos de aluminio, aunque pueden ser ligeramente más caros. La eficacia de estos productos varía considerablemente, así, una razón por la que se utiliza el clorhidrato de aluminio en desodorantes es que es mucho más eficaz.

Los Isótopos

Isotopos

Se llaman isótopos cada una de las variedades de un átomo de cierto elemento químico, los cuales varían en el núcleo atómico. El núcleo presenta el mismo número atómico (Z), constituyendo por lo tanto el mismo elemento, pero presenta distinto número másico (A).

Los diferentes átomos de un mismo elemento, a pesar de tener el mismo número de protones y electrones (+ y -), pueden diferenciarse en el número de neutrones. Puesto que el número atómico es equivalente al número de protones en el núcleo, y el número másico es la suma total de protones y neutrones en el núcleo, los isótopos del mismo elemento sólo difieren entre ellos en el número de neutrones que contienen.

Los elementos, tal como se encuentran en la naturaleza, son una mezcla de isótopos. La masa atómica que aparece en la tabla periódica es el promedio de todas las masas isotópicas naturales, de ahí que mayoritariamente no sean números enteros.

En la notación científica, los isótopos se identifican mediante el nombre del elemento químico seguido del número de nucleones (protones y neutrones) del isótopo en cuestión, por ejemplo hierro-57, uranio-238 y helio-3; en la notación simbólica, el número de nucleones se denota como superíndice prefijo del símbolo químico, en los casos anteriores: 57Fe, 238U y 3He.

Un átomo no puede tener cualquier cantidad de neutrones. Hay combinaciones “preferidas” de neutrones y protones, en las cuales las fuerzas que mantienen la cohesión del núcleo parecen balancearse mejor. Los elementos ligeros tienden a tener tantos neutrones como protones; los elementos pesados aparentemente necesitan más neutrones que protones para mantener la cohesión. Los átomos con algunos neutrones en exceso o no los suficientes, pueden existir durante algún tiempo, pero son inestables. Los átomos inestables son radioactivos: sus núcleos cambian o se desintegran emitiendo radiaciones.

isotopos radiactivos:

Si desean tener informacion mas detallada sobre Qué es un isotopo radiactivo;

El isótopo radiactivo, que tiene diferentes nombres como radioisótopo, radionúclido o nucleido radioactivo, es una de varias especies del mismo elemento químico con diferentes masas cuyos núcleos son inestables y disipan el exceso de energía mediante la emisión espontánea de radiaciones en forma de rayos alfa, beta y gamma.

Sigue un breve tratamiento de isótopos radiactivos. Para el tratamiento completo, vea el isótopo: Isótopos radiactivos.

Cada elemento químico tiene uno o más isótopos radiactivos. Por ejemplo, el hidrógeno, el elemento más ligero, tiene tres isótopos con números de masa 1, 2 y 3. Sólo el hidrógeno-3 (tritio), sin embargo, es un isótopo radiactivo, los otros dos son estables. Se conocen más de 1.000 isótopos radiactivos de los diversos elementos. Aproximadamente 50 de éstos se encuentran en la naturaleza; El resto son producidos artificialmente como productos directos de reacciones nucleares o indirectamente como los descendientes radiactivos de estos productos.

Los isótopos radiactivos tienen muchas aplicaciones útiles. En la medicina, por ejemplo, el cobalto-60 se emplea ampliamente como fuente de radiación para detener el desarrollo del cáncer. Otros isótopos radiactivos se utilizan como trazadores con fines de diagnóstico, así como en la investigación sobre los procesos metabólicos. Cuando un isótopo radiactivo se añade en pequeñas cantidades a cantidades comparativamente grandes del elemento estable, se comporta exactamente igual que el isótopo ordinario químicamente; Sin embargo, se puede rastrear con un contador Geiger u otro dispositivo de detección. El yodo-131 ha demostrado ser eficaz en el tratamiento del hipertiroidismo. Otro isótopo radiactivo de importancia médica es el carbono-14, que se utiliza en una prueba de aliento para detectar la bacteria causante de la úlcera Heliobacter pylori.

Las disoluciones químicas

Disoluciones

Si desean conocer el significado del termino de una disolucion quimica siga leyondo este post

Que es una Disolucion ?

Las disoluciones son mezclas homogéneas de dos o más sustancias. El soluto es el componente que se encuentra en distinto estado físico que la disolución; y el disolvente es la sustancia que está en igual estado físico que la disolución. Cuando hay una ruptura de enlaces hay una reacción química y un cambio energético.
El soluto puede ser un gas, un líquido o un sólido, y el disolvente puede ser también un gas, un líquido o un sólido. El agua con gas es un ejemplo de un gas (dióxido de carbono) disuelto en un líquido (agua). Las mezclas de gases, como ocurre en la atmósfera, son disoluciones.

Las disoluciones verdaderas se diferencian de las disoluciones coloidales y de las suspensiones en que las partículas del soluto son de tamaño molecular, y se encuentran dispersas entre las moléculas del disolvente. Observadas a través del microscopio, las disoluciones aparecen homogéneas y el soluto no puede separarse por filtración. Las sales, ácidos y bases se ionizan al disolverse en agua. Algunos metales son solubles en otros en estado líquido y solidifican manteniendo la mezcla de átomos. Si en dicha mezcla los dos metales pueden solidificar en cualquier proporción, se trata de una disolución sólida llamada aleación.

Las disoluciones se caracterizan por tener una fase homogénea, es decir, tiene las mismas características en todos sus puntos, o lo que es lo mismo: el aspecto, sabor, color, etc. son siempre los mismos. Si una disolución está turbia ya no es una disolución; y existen disoluciones de todos los estados físicos en todos los estados físicos en todos los estados físicos.

Tipos de Disoluciones Quimicas:

Las disoluciones se pueden clasificar según su concentración en:
Diluidas: En estas, hay muy poca cantidad de soluto, el disolvente puede seguir admitiendo más soluto.
Concentradas: En ellas hay bastantante cantidad de soluto disuelto, pero el disolvente todavía puede seguir admitiendo más soluto.
Saturadas: Son aquellas que a una temperatura determinada no pueden seguir admitiendo más soluto. Si la temperatura aumenta, la capacidad para admitir más soluto aumenta.
Sobresaturadas: Son aquellas que estando saturadas a una temperatura determinada, se aumenta esta para poder echar más soluto, y se vuelve a bajar con cuidado para que no precipite. Si se les añade más soluto o se mueve bruscamente, precipita.

Existen distintas formas de expresar la concentración de una disolución, pero las dos más utilizadas son: gramos por litro (g/l) y molaridad (M).
Los gramos por litro indican la masa de soluto, expresada en gramos, contenida en un determinado volumen de disolución, expresado en litros. Así, una disolución de cloruro de sodio con una concentración de 40 g/l contiene 40 g de cloruro de sodio en un litro de disolución.
La molaridad se define como la cantidad de sustancia de soluto, expresada en moles, contenida en un cierto volumen de disolución, expresado en litros, es decir: M = n/V. El número de moles de soluto equivale al cociente entre la masa de soluto y la masa de un mol (masa molar) de soluto. Por ejemplo, para conocer la molaridad de una disolución que se ha preparado disolviendo 70 g de cloruro de sodio (NaCl) hasta obtener 2 litros de disolución, hay que calcular el número de moles de NaCl; como la masa molar del cloruro de sodio es la suma de las masas atómicas de sus elementos, es decir, 23 + 35,5 = 58,5 g/mol, el número de moles será 70/58,5 = 1,2 y, por tanto, M = 1,2/2= 0,6 M (0,6 molar).

Crear hielo a temperatura ambiente o el arte de hacer llover

¿Podemos hacer que llueva a gusto de todos? Y crear hielo a una temperatura diferente de 0ºC? El Grupo de Sistemas Moleculares del Centro de Investigación en Nanociencia y Nanotecnología, CIN2 (CSIC-ICN), está respondiendo a estos interrogantes con vistas a encontrar una aplicación para afrontar algunos efectos del cambio climático.

El equipo centra su atención en la actividad de las moléculas de agua cuando se exponen a diferentes materiales encima de diminutas superficies. Parece que en estas dimensiones su comportamiento es bastante diferente del de niveles superiores, y que esto puede tener implicaciones en campos muy diversos del medio ambiente (sequía, contaminación, lluvia ácida, etc.).

Uno de los aspectos que está estudiando detalladamente este grupo del CIN2 es la formación de hielo a temperatura ambiente o cómo obtener agua sólida a 25 º C ! Los investigadores han visto que encima de cristales de fluoruro de bario (BaF2) el agua se adhiere (se adsorbe) formando dos capas paralelas de estructura hexagonal, muy similar a la del hielo que se encuentra en la Tierra.

Esta estructura facilita la nucleación, es decir, que se agregan las moléculas de agua en forma de pequeños cristales alrededor de una partícula inicial. Es el mismo proceso que, en ambientes cargados de vapor de agua, induce la lluvia por condensación. Por tanto, éste sería un buen candidato para provocar lluvia según las necesidades y de una manera eficiente. “Escogimos el fluoruro de bario”, dicen los investigadores, “porque una de sus caras cristalográficas tiene una estructura hexagonal muy parecida a la del hielo y se pueden conseguir cristales muy puros”.

Las bacterias del río Tinto podrían sobrevivir en Marte

Un experimento, con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha sometido a un grupo de bacterias a las condiciones de vida en Marte y ha comprobado que un alto porcentaje de ellas sobrevive. El trabajo, que ha empleado organismos y muestras extraídos de la cuenca del río Tinto (Huelva) por su similitud al ecosistema marciano, se recoge en la revista Icarus, publicación de la Sociedad Astronómica de EEUU.

La investigación está dirigida por el científico Felipe Gómez, del Centro de Astrobiología (centro mixto del CSIC y el Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial), en Madrid, y se enmarca en el contexto de las futuras misiones de la NASA y la ESA en el planeta vecino. “Una vez probada la existencia de agua en el pasado y con los indicios indirectos que tenemos, que apuntan la posible presencia de agua en la actualidad, el siguiente paso de las expediciones a Marte será conocer el subsuelo del planeta. Nuestro experimento ha evaluado las condiciones de habitabilidad en este medio“.

“La radiación en Marte es muy alta, lo cual genera mucho estrés oxidativo que parece impedir la vida en la superficie. Queríamos saber si, bajo la protección que ofrece el subsuelo, ésta sería posible”, añade el investigador.

Los datos que han facilitado las sondas que han viajado a Marte han revelado el alto contenido de minerales de hierro en el planeta. Por ello, a la hora de elegir un ser vivo terrestre con el que realizar pruebas de habitabilidad, los investigadores se decantaron por bacterias quimiolitotrofas, muy relacionadas con el ciclo del hierro. “Se desarrollaron pequeñas pastillas de minerales de hierro que simulaban polvo superficial marciano (conocido como regolito), que se depositaron encima de las bacterias”, explica Gómez.

Tras ello, las bacterias fueron sometidas a condiciones muy restrictivas, similares a las marcianas: presiones de 7 milibares, temperaturas que superaban los 170 grados centígrados y condiciones relativas con alta presencia de rayos UV.

Según los autores, los análisis arrojaron altos niveles de supervivencia. Tras un periodo de exposición largo, las supervivencias de bacterias se situaban por encima del 35% cuando éstas estaban protegidas por una capa de subsuelo escasa, de tan sólo dos milímetros. Cuando se aumentó la capa protectora a 5 milímetros, los niveles de supervivencia llegaron al 40% y, al repetirse el experimento con periodos más cortos, se alcanzó el 50%. “Los resultados determinan claramente la viabilidad de estos grupos bacterianos en un ambiente tan restrictivo como el del estudio. Hay que tener en cuenta que sometimos a las bacterias a condiciones mucho más duras de las que se pueden dar en multitud lugares de Marte a lo largo del año”, indica Gómez.

Radio (Ra)

Radio, con símbolo Ra y número atómico 88, fue descubierto en 1.898 , en Francia, por los esposos Curie y su colaborador M.G. Bémont en los residuos obtenidos mientras trataban la pechblenda. Se dieron cuenta de que el mineral era más radiactivo que su componente principal, el uranio, y separaron el mineral en muchas fracciones químicas a fin de aislar las fuentes desconocidas de radiactividad.

El radio es un elemento radiactivo raro, encontrado en minerales de uranio en proporción de una parte por aproximadamente 3 millones de partes de uranio. Desde el punto de vista químico, el radio es un metal alcalinotérreo y tiene propiedades muy semejantes a las del bario. Biológicamente, el radio se concentra en los huesos al reemplazar al calcio y, tras una irradiación prolongada, causa anemia y neoplasias cancerosas. Dado que las radiaciones del radio y de sus productos de descomposición destruyen preferentemente los tejidos malignos, el radio se ha utilizado para detener el crecimiento del cáncer. En su aplicación terapéutica, los compuestos de radio puro se sellan en tubos o agujas; también el radón, producto gaseoso de descomposición del radio, se bombea en tubos pequeños. El empleo del radio en pinturas luminosas para relojes de pared o pulsera y esferas de medida, así como en señales visibles en la oscuridad se basa en su radiación alfa que golpea un tubo de centelleo, como el de sulfuro de zinc.

Se conocen 13 isótopos del radio; todos son radiactivos; cuatro se encuentran en la naturaleza y el resto se produce sintéticamente. Sólo el 226Ra es tecnológicamente importante. Se encuentra ampliamente distribuido en al naturaleza, por lo regular en cantidades mínimas. La fuente más concentrada es la pecblenda (uraninita).

Cuando son de preparación reciente, casi todos los compuestos de radio son blancos, pero se decoloran permanentemente a causa de su intensa radiación. Las sales de radio ionizan la atmósfera que los rodea, por eso parece que emiten un resplandor azul. Los compuestos de radio descargan los electroscopios, velan las placas fotográficas protegidas de la luz y producen fosforescencia y fluorescencia en ciertos compuestos inorgánicos como el sulfuro de zinc. El espectro de emisión de los compuestos de radio se parece al de otros alcalinotérreos; los halogenuros de radio imparten color rojo carmín a la llama.

El Radio está presente de forma natural en el medio ambiente en muy pequeña cantidad. Debido a que siempre estamos expuesto al Radio y pequeñas cantidades de radiacción es liberada al ambiente. Exposiciones a altos niveles de Radio puden causar efecto sobre la salud, como es la fractura de dientes, anemia y cataratas. Cuando la exposición es larga puede incluso causar cáncer y la exposición puede eventualmente producir la muerte. Estos efectos pueden llevar años para desarrollarse. Está causado por la radiacción gamma del Radio, que es capaz de viajar fácilmente largas distancias a través del aire. De cualquiermanera el contacto con el Radio no es necesariamente, la causa de efectos sobre la salud.

Elevadas concentraciones de Radio pueden existir en el agua en algunas localizaciones. Como resultado de los procesos mineros del uráneo elevados niveles de Radio en el agua son encontrados en las aguas cercanas a las minas de uránio. Las plantas absorben uráneo del suelo. Los animales que comen esas plantas acumulan el uráneo y finalmente, el radio puede encontrarse en peces y otros organismos acuáticos y se de la biomagnificación en la cadena trófica.

Saponificación – Reacción química del jabón

Saponificación

La definicion del termino se encuentra abajo;

Que es La Saponificacion?

Se entiende por saponificación la reacción que produce la formación de jabones. La principal causa es la disociación de las grasas en un medio alcalino, separándose glicerina y ácidos grasos. Estos últimos se asocian inmediatamente con los álcalis constituyendo las sales sódicas de los ácidos grasos: el jabón. Esta reacción se denomina también desdoblamiento hidrolítico y es una reacción exotérmica.

La reacción típica es:
ÁCIDOS GRASOS + SOLUCIÓN ALCALINA = JABÓN + GLICERINA

Así es como al mezclar los ácidos grasos (principales componentes de las grasas animales y de los aceites vegetales) con una solución alcalina (hecha a partir de una mezcla de agua y un álcali, como por ejemplo la sosa), se obtiene el jabón (que será realmente suave, porque además el otro subproducto que se obtiene de esta reacción es la glicerina).

El álcali es imprescindible para que se produzca esa reacción, pero hay que tener en cuenta que por sí solo es un elemento cáustico muy peligroso, cuyo manejo implica tomar una serie de precauciones muy importantes para manipularlo con seguridad. Los álcalis más utilizados en la fabricación del jabón son la sosa (hidróxido sódico, NaOH) y la potasa (hidróxido potásico, KOH). Por eso, es necesario tener mucha experiencia y unos conocimientos muy amplios sobre los álcalis y sus reacciones químicas, para proceder a realizar una saponificación que ofrezca totales garantías de que el producto final obtenido no entrañe riesgo alguno para la piel.

Esto no significa que la saponificación sea un proceso terriblemente peligroso, sino más bien muy delicado de realizar: Así, por ejemplo, si en la reacción anterior hay un exceso de sosa, el producto resultante será una masa cáustica inservible; mientras que si por el contrario, la cantidad de sosa es insuficiente, el producto resultante será una mezcla grumosa de aceites, que en nada se parecerá tampoco al jabón. Es por eso que para realizar un buen jabón, perfectamente saponificado, y con unas excelentes cualidades limpiadoras y emolientes, aparte de una gran experiencia y conocimientos de la saponificación, se necesita conocer también una serie de tablas con parámetros y proporciones muy concretas de cada uno de los elementos que constituyen la reacción, así como su correcta formulación.
El conjunto de dichas tablas imprescindibles para la elaborar cualquier tipo de jabón, es lo que se conoce como tablas de saponificación:

0,134g Aceite de oliva 0,190g Aceite de coco
0,141g Aceite de palma 0,134g Aceite de girasol
0,128g Aceite de ricino 0,136g Aceite de almendras
0,133g Aceite de aguacate 0,135g Aceite de soja
0,136g Aceite de maíz 0,133g Aceite de sésamo
0,069g Aceite de joroba 0,156g Aceite de palmiste
0,132g Aceite de germen de trigo 0,069g Cera de abeja
0,137g Manteca de cacao 0,128g Manteca de karité

Forma de Uso:
Para saber cuánta sosa se necesita para saponificar una cantidad de una grasa concreta, sólo hay que multiplicar dicha cantidad por el valor correspondiente que aparece en la tabla. Por ejemplo, para saponificar totalmente 100g de aceite de oliva (en la tabla su parámetro es de 0,134) basta multiplicar 100 x 0,134 = 13,4g de sosa necesitaremos.
En el caso de que vayamos a hacer un jabón con diferentes aceites, habría que buscar la cantidad necesaria de sosa para cada tipo de aceite concreto, y luego sumarlas todas. También por eso, en las recetas de jabón, si queremos sustituir un aceite por otro, también habrá que ajustar la cantidad de sosa necesaria.

Como se fabrican los chicles

El chicle es una mezcla de gomas de resinas naturales o sintéticas, azúcares o edulcorantes en los compuestos sin azucar, además de aromatizantes y colorantes.
Todo esto se mezcla en un proceso que se puede ver en el siguiente vídeo: